Skip to content
Tipos de Energía

Energía eólica

Energía eólica
Energía eólica
5 (100%) 1 vote

¿Qué es la energía eólica?

El término “energía eólica” describe la manera en que usamos el viento para producir energía mecánica o bien electricidad. Esta energía mecánica puede ser empleada para labores concretas (como moler grano o bien bombear agua) o bien un generador puede transformar esta energía mecánica en electricidad, para nutrir hogares, empresas, escuelas, centros de salud…. cuanto queramos.

¿De qué forma marcha la energía del viento?

Aprovechar la energía del viento para crear electricidad, esa fuerza invisible que sopla los navíos sobre los océanos, vuela cometas, abrocha árboles, y manda sombrillas de playa por medio de los picnics de otras personas. En ocasiones agradable, en ocasiones asolador, más la mayor parte de las veces – solo un tanto de molestia.

Además de sus propiedades poéticas, el viento ha sido una esencial fuente de energía para los humanos a lo largo de milenios. Los viejos marineros atrapaban el viento en las candelas de sus navíos. Los labradores lo empleaban para hacer marchar molinos de viento para moler sus granos y bombear agua. Y más últimamente hemos estado convirtiendo su poder en electricidad. Más antes que lo consideremos, hagamos una pregunta fundamental:

¿Qué es el viento?

El viento es aire en movimiento ocasionado por las diferencias en la presión del aire en nuestra atmosfera. El aire a alta presión se mueve naturalmente cara las áreas de baja presión. Y cuanto mayor es la diferencia de presión, más veloz fluye el aire.

Más, ¿por qué razón tenemos estas diferencias de presión?

Bueno, todo se reduce a la elevación y el hundimiento del aire en la atmosfera (que es en sí hasta el sol desigualmente calentando la superficie de la tierra). Donde el aire sube, vemos una presión más baja cerca de la superficie de la tierra. Donde el aire se hunde, vemos una presión más alta. En verdad, si no fuese por este movimiento ascendiente y descendente en nuestra atmosfera, entonces no solo no tendríamos viento, sino no tendríamos ningún tiempo en absoluto; y entonces, ¿de qué manera volaríamos nuestras cometas?

El sol asimismo tiene un enorme papel que desempeñar. Calienta la tierra para crear diferencias de presión atmosférica. Dándonos viento. Y mucho de eso. Y conforme entramos en el siglo veintiuno con una preocupación cada vez mayor (en la mayor parte de los casos) por los recursos limitados de la tierra y los peligros de la quema de comburentes fósiles, procuramos poco a poco más aprovechar el viento como fuente de energía, a una escala poco a poco más grande y global.

¿De qué forma se descubrió la energía eólica?

No tenemos idea precisamente de de qué manera o bien en qué momento los primeros humanos descubrieron que podíamos emplear el viento para hacer cosas o bien ir a lugares. Efectivamente, los insectos voladores, los dinosaurios alados y los pájaros se advirtieron muy temprano. Mas desde los primeros tiempos de la historia, sabemos que la gente ha aprovechado estos tipos de energía. Los navíos navegaban por el Nilo ya en el año cinco mil a.C., y para el año doscientos a.C., simples molinos de viento bombeaban agua en China y molían granos en Persia y el Medio Oriente.

¿De qué manera se produce hoy día la energía eólica?

Hoy día usamos turbinas eólicas para transformar la energía del viento en electricidad. Los aerogeneradores vienen en todas y cada una de las formas y tamaños, mas lo más probable es que los reconozca en su forma industrial: ejércitos de enormes hélices blancas sobre tallos blancos gigantes, que se extienden sobre campos distantes o bien que llaman la atención a media milla de distancia del mar.

¿De qué forma marchan los aerogeneradores?

En resumen, un aerogenerador marcha de forma opuesta a un ventilador eléctrico. Los ventiladores emplean electricidad para hacer viento. Los aerogeneradores usan el viento para generar electricidad. El viento en la atmosfera vira en forma de hélices cerca de un rotor… que hace virar un eje… que se conecta a un generador para crear electricidad.

¿Qué tan eficaz es la energía eólica?

Un aerogenerador bien posicionado generará electricidad alrededor del setenta-ochenta y cinco por ciento del tiempo. La salida cambiará en dependencia de la velocidad del viento. A lo largo del año, un aerogenerador producirá generalmente el treinta por ciento de su producción máxima teorética. Esto se conoce como el “factor de carga”. No semeja mucho, mas no está lejísimos del factor de carga de las centrales eléctricas usuales, que es de alrededor del cincuenta por ciento . Y estimando que el viento sopla sin costo, el atrayente es evidente.

¿Se puede guardar la energía eólica para su empleo siguiente?

Debido a que el viento es una fuente de energía inconsistente (en ocasiones sopla, en ocasiones no), podemos, por fortuna, guardar la electricidad que produce para su empleo siguiente. Las baterías juegan un papel clave en el momento de asistirnos a lograrlo, y la eficacia con la que trabajan mejora continuamente conforme invertimos más dinero en investigación y desarrollo.

¿Puedo hacer marchar mi casa con energía eólica?

Sí, en resumen. Con un tanto de tiempo y también inclinación puede instalar un aerogenerador montado en un poste o bien en un edificio en su casa. Las personas que viven en zonas muy ventosas están adoptando poco a poco más esta tecnología para asistir a ahorrar dinero en sus facturas de energía, y un sistema habitual en un lugar expuesto puede producir de forma fácil más energía de la que una casa puede utilizar.

¿Puede la energía eólica substituir a los comburentes fósiles?

La industria de la energía eólica está en apogeo, más tratándose de comburentes fósiles, es cuestión de voluntad política. Mas merced a los sacrificios mundiales para combatir el cambio climático, como el Pacto de la ciudad de París, la energía renovable experimenta un apogeo en desarrollo, con la energía eólica a la cabeza. Entre dos mil y dos mil quince, la capacidad eólica amontonada en el mundo entero aumentó de diecisiete megavatios a más de cuatrocientos treinta megavatios. Un pasmante salto de volumen. Y es China quien lidera los sacrificios de instalación. Solo en dos mil quince, superaron a toda la Unión Europea en lo que se refiere al número de aerogeneradores instalados.

Los especialistas de la industria pronostican que si este ritmo de desarrollo sigue, para el año dos mil cincuenta una tercera parte de las necesidades mundiales de electricidad van a ser cubiertas por la energía eólica.

¿Existe algún inconveniente para la energía eólica?

Ciertas personas consideran los parques eólicos como llagas en la vista. Máculas en el paisaje. (Si bien otros las ven como algo bellas).

Otro inconveniente es que las cuchillas de rotación lenta pueden matar aves y murceguillos (mas si se pone esto en perspectiva, no son prácticamente tantas como los vehículos, las líneas eléctricas y las construcciones de gran altura). Como en todo, estas cuestiones deben ponderarse de forma justa y racional en frente de las ventajas de la energía eólica.

¿Cuál representan el futuro de la energía eólica?

En resumen: el viento es una fuente limpia de energía renovable que tiene mucho en su favor.

No genera polución del aire ni del agua. Los costos operativos son prácticamente nulos cuando se ha montado una turbina. Y los avances en la producción en masa y la tecnología hacen que tanto las turbinas como las baterías sean más asequibles y seguras. Muchos gobiernos aun ofrecen incentivos fiscales para alentar el desarrollo de la energía eólica, lo que la transforma en un actor clave en el futuro de la energía.

Y las estadísticas asimismo respaldan esto. A lo largo de la última década, el empleo de turbinas eólicas ha aumentado en más de un veinticinco por ciento por año.

Sí, es posible que solo dé una pequeña fracción de la energía mundial ahora, más la energía eólica está llamada a contribuir poco a poco más a nuestra combinación de fuentes de energía mientras que trabajamos por un futuro más limpio y sustentable.